Metro Last Light
Voto del editor
9.3
Lanzamiento: 17.05.2013

Metro Last Light

Géneros: FPS Productor: 4A Games
Pros
  • La ambientación y el arte
  • La historia
  • Las actuaciones de voz en ruso
  • La variedad de armas y enemigos
  • Los efectos de sonido y la música
  • Sistema de checkpoint bien implementado
Contras
  • Las actuaciones de voz en inglés y español
  • Las animaciones durante las cinemáticas
  • Puede llegar a bajonearte demasiado
  • Los diálogos secundarios carecen de subtítulos
  • El chabón es mudo pero habla

Voy a arrancar advirtiéndoles que si pretenden jugar al Metro 2033 lo hagan antes de tocar el Metro Last Light. Él porque es sencillo: Ni bien comienza el juego les cuenta uno de los dos posibles finales de la primer parte. También es mi deber decirles que para introducirlos en este análisis tengo que hablar de ello así que es imposible analizar el Last Light sin tocar ese tema.


Metro_last_light_aspeb_logo


Habiendo aclarado esto les tengo que decir de entrada que Metro Last Light es uno de los mejores shooters que he jugado en los últimos años. Al decir eso me vienen a la mente joyitas como S.T.A.L.K.E.R., Deus Ex y –mucho más reciente- BioShock Infinite. Confieso que Last Light me sacudió tanto los sesos que volví a jugar al último BioShock para adquirir un punto de vista más amplio. Lo hice porque el Infinite también me revolvió mal la cabeza. De principio a fin el tiempo que pase en Columbia fue una experiencia única en su tipo. La perspectiva que obtuve al hacerlo fue que lo vivido y experimentado con ambos juegos resulto muy intenso pero también muy distinto. Desde un punto de vista general y objetivo no creo que uno sea mejor o peor que el otro. Desde la mirada con los ojos de un amante de los FPS, de los juegos de tiros en primera persona, Metro Last Light es lo mejor que jugué desde el mítico Half-Life 2 y sus episodios (y repase todos los títulos del género que jugué en medio, incluso sagas consoleras como Halo y Resistance las cuales también me encantaron). Remarco el género porque un FPS es más que una perspectiva, es un tipo de juego específico cuando se habla de uno bien puro y ninguno de los otros títulos mencionados al principio se los puede encajonar como un “simple” FPS.

 

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_15

 

Metro Last Light transcurre un año después de lo ocurrido en Metro 2033, titulo basado en la novela del mismo nombre de Dmitry Glukhovsky. Originalmente la aventura iba a llevar el nombre de la secuela de dicha novela -Metro 2034- pero debido a su arco argumental resultaba muy difícil convertirla en un juego (básicamente es una novela de ciencia ficción romántica).

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_06Por ello la gente de 4A Games decidió hacer una continuación alternativa con un nombre también alternativo para no confundirla con la novela. Así nace el título Last Light (y les tiro una data, ojo con ser implacable porque si sacan el final malo nunca queda claro porque el juego se llama como se llama). Lo groso de esto es que el propio Dmitry participo del guion y la historia del juego y gracias a ello estamos ante un caso raro de un FPS bien puro, con una historia excelente y que, por si fuera poco, está muy bien contada.

Como dije antes el juego arranca optando por el hecho de que el jugador eligió el final “malo” en la primera parte. Esto es: Bombardear el hábitat de los Dark Ones (Los Oscuros). Estos seres aparentemente malévolos y con fuertes poderes telepáticos son una mutación salida de quien sabe dónde surgida durante los años que siguieron al holocausto nuclear que devasto el planeta. En este mundo los humanos sobrevivientes se refugiaron en las líneas del Metro. Alejados de la radiación y los peligros que azotaban la superficie. Con el pasar de los años se estableció una sociedad funcional bajo tierra con distintas facciones. Una de ellas es la del D6, y Artyom uno de sus habitantes y de los primeros humanos nacidos en el metro de la posguerra. Él es la persona que encarnamos en ambos títulos y por alguna razón que iremos develando en la historia el único capaz hacer contacto telepático con los Dark Ones sin sufrir un destino horrible.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_07Al principio de la historia nos enteramos que uno de los Dark Ones sobrevivió el ataque de misiles y ya con el rango de Spartan Ranger obtenido debido a nuestros logros pasados somos enviados a darle caza y acabar con él. Lo que empezó como una misión de rutina se convierte en un nudo político y social que nos lleva a tratar de detener una guerra y una plaga que podría arrasar con todo el Metro y terminamos contando un extraño aliado para llevar a cabo nuestra misión (y varios más durante la primer parte de la aventura).

Al principio el juego se esfuerza por meterte de lleno en el entramado social para mimetizarte, sentir empatía y volvernos parte del mismo. La verdad es que hace un trabajo excelente gracias a varias cinemáticas interactivas durante el primer tercio del juego y bajando gradualmente la cantidad y duración al ir cumpliendo su cometido dando cada vez mas libertad.

 

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_12


La mecánica del juego es simple. Podes llevar hasta tres armas del tipo que sea. Hay varias categorías que se dividen en dos principales: Armas de la preguerra y armas fabricadas en el Metro. Entre todas ellas hay un arsenal bastante completo de pistolas, ametralladoras, escopetas, rifles francotirador y armas neumáticas que disparan balines y flechas. Un agregado en la secuela es la posibilidad de mejorar estas armas mediante silenciadores, miras, culatas, cámaras de recarga y demás módulos. A esto se le suman también múltiples slots para cuchillos arrojadizos, granadas explosivas e incendiarias e incluso minas de proximidad. Nos ofrecen un arsenal bastante completo y variado. Lo mejor es la necesidad de ir conociendo el entorno y los distintos tipos de enemigos (humanos y mutantes) y descubrir que cierto tipo de arma es mas útil contra un enemigo en particular.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_09Otro plus en esta entrega es el intenso uso del sigilo. Sobre todo con enemigos humanos. Movernos por las sombras, apagando luces, desenroscando bombillas y atacando desde la oscuridad con cuchillos o con tomas cuerpo a cuerpo le agrega una dinámica nueva.

El titulo carece casi por completo de un HUD convencional para adentrarnos más en su universo. Apenas vemos por momentos la cantidad de balas y el tipo de arma y mejoras que tenemos cuando recargamos o cambiamos de arma. Para elegir alguno de los artículos arrojadizos manteniendo presionada una tecla o botón la acción pasa a una cámara súper lenta y con el stick o el mouse elegimos la que queremos usar. Dicho menú también sirve para ver todo lo que llevamos con nosotros. En el modo Ranger Hard (Comando Dificil) además de que todo escasea y el daño tanto recibido como inflingido es mas realista se elimina totalmente el HUD.

 

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_13


Por el lado de la salud contamos con un hibrido de medkits y regenerativa. En combate si nos hieren mucho será necesario utilizarlos. Si terminamos de liquidar a los enemigos del momento nuestra salud se recupera de forma automática gradualmente.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_03Como en la entrega anterior, no hay mapa. Solo tenemos un cuaderno con una brújula y los objetivos y un encendedor en forma de bala para esos momentos de mierda donde no podemos usar ni la linterna ni la visión nocturna.

Por supuesto también vuelve la moneda principal del juego: La munición del tipo militar fabricada antes de la guerra. Este tipo de munición es escasa y por ello se usa como dinero en este mundo post-apocalíptico. También es posible usarlo como munición en el peor de los casos ya que hace mucho más daño que las balas rudimentarias elaboradas en el Metro, pero es preferible ser cuidadosos y “ahorrarnos” esos disparos en el sentido más amplio de la palabra.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_04El mundo de Metro Last Light merece nada menos que un análisis aparte. Es raro encontrar un mundo tan congruente y a la vez tan cargado emocionalmente. En el titulo atravesamos varias estaciones y asentamientos. Desde militarizados a pacíficos y todo lo que puede haber en medio. Cada persona o grupo de personas que encontramos están casi siempre hablando o discutiendo algo en particular y cada anécdota es tan interesante que es imposible no detenerse a oírla. Desde historias de conquistas y batallas hasta leyendas y mitos del Metro pasando incluso por gente mayor que vivió durante la preguerra jugando o charlando con niños del mundo antes del holocausto. Este es uno de los puntos más fuertes del juego porque logra compenetrarte en la historia de la sociedad que se formó bajo tierra e incluso es interesante ver cómo actúan los niños nacidos y criados en el Metro sin haber conocido nunca la superficie.

 

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_14


En una escena particular al llegar a la estación de Red Line se ve un anciano haciendo sombras de animales tan comunes como perros o conejos y los niños disfrutando del “espectáculo” nunca adivinan el animal o nombran alguna variante mutante. En Venice, otra de las estaciones-ciudad podemos escuchar a un padre que mientras pesca le trata de explicar a su pequeña hija que no va a morir de cáncer como le paso a su madre debido a comer pescado envenenado por radiación gracias a que ahora tiene un aparato para saber si el pez es o no apto para consumo. De la misma manera también escuchamos historias graciosas o terribles. El impredecible y ambiguo componente humano tiene un papel estelar en la trama.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_01A todo lo que dije se le suma una variedad artística que es nada menos que impresionante. Cada asentamiento tiene su arte particular y lo mismo sucede con los momentos donde no queda alternativa más que ir a la superficie, donde tendremos que usar la máscara de gas o morir por envenenamiento radioactivo. Para no enfermarnos estas llevan unos filtros especiales que tienen una duración finita por lo que es necesario reemplazarlos cada cierto tiempo o moriremos. Por suerte contamos con un reloj pulsera que nos dice cuanta “vida” le queda al filtro. La particularidad es que cuando no estamos usando la máscara de gas el reloj nos muestra la hora real de nuestra PC. Un detalle piola para que no esté al dope el resto del tiempo. Algo muy copado es como el vidrio de la máscara se va ensuciando con sangre o barro y tenemos que limpiarlo. Sobre todo si matamos bichos muy cerca nuestro, nos dejara virtualmente ciegos por el vómito de sangre contra el cristal que, tras varios ataques se va rompiendo y es necesario buscar una nueva mascara.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_02Tanto las ciudades subterráneas como las escenas al aire libre están cuidadas hasta en el más mínimo detalle y no hay chance de aburrirse porque a pesar de que la premisa del juego pareciera ser que no vamos a ver más que vías, estaciones decrepitas o una ciudad en ruinas, se las arreglaron para hacer que en ningún momento el juego caiga en la repetición. Todo el tiempo los entornos varían por completo y eso es algo maravilloso. Sobre todo en un FPS tan lineal con no demasiados espacios para explorar tanto debajo como sobre la superficie.

Last Light siempre mantiene un balance igualmente abrumador de melancolía, tristeza, esperanza y terror. Este último manejado de forma magistral tanto desde el viejo truco del monstruo que salta de la oscuridad del armario para asustarte como desde la tensión y el horror psicológico mediante sonidos, flashes y sombras perturbadores. Conlleva una clase de horror que hoy en día es difícil de encontrar y aparece en todas las facetas. Desde el mutante hambriento que te quiere devorar hasta el sociópata humano que mata, tortura y viola por puro placer. Y no escatiman a la hora de mostrarte ninguna de esas cosas. Sexo, violencia y terror son elementos comunes a lo largo del recorrido por los hábitats del Metro.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_08En cuanto a los enemigos esta tan cuidado como todo lo demás (y mucho mejor a nivel inteligencia y diseño que en la entrega anterior). Además de la obvia variedad de enemigos humanos (militares, bandidos, oportunistas, asesinos, carroñeros, fascistas) se le suma un amplio número de animales e insectos mutantes que harán de la supervivencia un verdadero desafío. Todos están cuidados al detalle y adecuados a la zona donde viven. Por ejemplo cierto tipo de mezcla de araña y escorpión vive en la oscuridad absoluta y pueden ser dañados únicamente después de que con nuestra linterna les “quemamos” su caparazón. Las bestias del subterráneo carecen de pelo mientras que una especie de mezcla entre lobo y rata tamaño oso gris de la superficie tienen gran pelaje para sobrevivir al frio de la helada superficie rusa. También se encuentra una fauna variada de distintos tamaños y agresividad. Los hay rastreros, voladores y acuáticos. Las criaturas de los pantanos de la superficie por ejemplo poseen camuflaje para presar en el agua y no guardan relación con los mutantes acuáticos subterráneos. Nos atacan por tierra, aire o desde el techo, ventilas o paredes. Todo congruente para formar un universo coherente.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_05A nivel técnico solo diré que es lo mejor que he jugado desde el primer Crysis en PC. Al intenso arte y creatividad del juego lo acompaña un apartado grafico igualmente admirable. Los efectos de luces buscan el realismo antes que tratar de parecerse –mal- a una película de J. J. Abrams como lo hace DICE y todas las texturas están meticulosamente cuidadas. No tengo una nave espacial así que no pude jugarlo con todo al mango. Los detalles los tuve que bajar de “Muy alto” a “Alto” y no pude usar PhysX avanzado ni teselación porque me tiraba los FPS a 20-25 con picos de 30-50. Aun así, a diferencia de títulos como el Crysis 2 y 3, aun en su detalle mínimo se ve excelente y corre todavía mejor. Con los detalles en “Alto” a Full HD y sin los adornos de físicas por hardware y teselación pude apreciar un nivel de detalle tremendo con una tasa de cuadros muy alta, rara vez bajaba a 40 manteniendo casi todo el tiempo 60, cosa que no pasa en un juego como Crysis 3 al que aun bajándole todos los detalles se ven caídas a 30 cuadros por segundos todo el puto tiempo. La falta de PhysX avanzado se hace notar en cuanto a cantidad y dinamismo de las partículas, pero las roturas de objetos y sus escombros se mantienen dejando la experiencia bastante similar como no pasa en títulos como los últimos dos Batman donde al desactivar PhysX los escenarios se sienten vacíos e inertes. Lo mejor es que se ve también mucho mejor que el Metro 2033 y encima corre mejor, todo usando el mismo engine propietario de la primer entrega con algunas mejoras. Destaco los tiempos de carga que son casi completamente nulos incluso cuando ponemos el juego por primera vez.

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_10Si encima le sumamos un sonido del calibre de cualquier juego de alta categoría que se precie, no hay casi nada que objetarle. Quizás lo más “duro” sean las animaciones poco vividas de los NPC. En especial durante las cinemáticas. Ahí no hay nivel de detalle que ayude.

Metro Last Light es el epitome de la imitación honrosa. A lo largo del título podemos ver como se toman ideas de decenas de otros juegos y se convierten en algo que dentro de su propio contexto en la aventura resulta original y coherente. Desde la linterna de Alan Wake pasando por el Boggie de Gordon Freeman y las bailarinas desnudistas de Duke Nukem hasta el desenlace sobre rieles de la primera aventura de Marcus Fenix y la cuarentena que esquiva Alcatraz. Sabemos de dónde vienen las ideas pero nos encantan lo bien utilizadas que están (en algunos casos mejor que en la fuente original) y como forman parte de un universo abrumador y absorbente. Desde los enemigos hasta las armas. Desde los ciudadanos hasta los mutantes. Nada esta librado al azar y todos tienen una historia que contar. Hasta esos malditos ratalobosos. Para colmo tiene un final de la ostia con bombos y platillos.

 

Metro_Last_Light_ASPEB_Review_11


Mariano "Renton" Martinez

Comentario del autor

Para realizar este análisis se utilizó la versión de PC. El juego se encuentra disponible para las plataformas indicadas al inicio del artículo.