Hyrule Warriors
Voto del editor
8.3
Lanzamiento: 26.09.2014

Hyrule Warriors

Géneros: Hack'n Slash, Aventura / Accion Productor: Omega Force, Team Ninja
Pros
  • El fan service
  • La gran cantidad de personajes disponibles
  • El Modo Héroe
  • El modo cooperativo
Contras
  • Al principio puede sentirse muy repetitivo y básico
  • Algunas caídas de FPS
  • La historia podría haber estado un poco mejor

Mientras esperamos la salida del primer juego de la serie The Legend of Zelda 100% pensado para Wii U, llega a la consola de Nintendo otro juego basado en la franquicia, pero en un género totalmente diferente. Enterate en este análisis si Hyrule Warriors es un digno exponente de la saga o no.

Hyrule_Warriors_ASPEB_Portada

El género de los Musou es un tanto extraño. Si bien en Japón es muy popular, de este lado del globo es ignorado, hasta diría ninguneado, por la gran mayoría de los jugadores, quienes sólo parecen poder ver lo más básico de sus mecánicas jugables y desestimarlo como un “machacabotones” más. Aunque eso podría ser cierto en una manera, más que nada en las primeras entregas de series como Dynasty Warriors, con cada entrega se fueron agregando muchos cambios y expandiendo la jugabilidad en general, al punto tal que el estudio Omega Force ya la tiene bastante clara. Y son ellos los encargados, con algo de ayuda de Team Ninja, del desarrollo de Hyrule Warriors.

 

Comienza una nueva guerra


Cuenta la leyenda que la bruja Cia vigilaba las distintas dimensiones/periodos temporales, para asegurarse que la sagrada Trifuerza estuviera a salvo de las garras del mal. Eventualmente, Cia posó su mirada en algo que se repetía en cada lugar y época: el Héroe. Sin saberlo, comenzó a sentirse atraída por este guerrero, y su lado maligno comenzó a susurrarle al oído, diciéndole que podía ser suyo si así lo deseaba. Solo debía tomar la Trifuerza para sí misma, y usar su inmenso poder. Y así lo hizo.

La princesa Zelda tiene un sueño premonitorio donde ve que esto esta por ocurrir, y le plantea a su ayudante y sirvienta Impa que puede ser el momento de salir y buscar al Héroe de este tiempo. Al salir al balcón y mirar hacia abajo, su mirada se posa en el joven Link, un aspirante a caballero. Si, la verdad es que se mataron pensando.

Hyrule_Warriors_ASPEB_003

Cia invoca a hordas de monstruos y jefes de juegos como Ocarina of Time, Twilight Princess y Skyward Sword, y los envía a atacar el reino, y ahí es donde comienza el juego.

La historia, como pueden ver, parece más una excusa para jugar que otra cosa, y parte de una premisa medio berreta, pero por suerte las situaciones que van ocurriendo, los personajes que aparecen y cómo termina todo la hacen bastante más llevadera de lo que esperaba, y al final debo decir que me dejó conforme, aunque podría haber estado mucho mejor.

 

¿1 contra 1000?, bueno, más o menos


Según Omega Force, el concepto principal de la saga Dynasty Warriors es simple: 1 vs 1000, de ahí que todo en esa saga gire en torno a enfrentar enormes cantidades de enemigos a la vez, influenciando mucho el sistema de combos para tener herramientas que nos permitan controlar a estas multitudes y salir airosos. Pero con Hyrule Warriors las expectativas de los fans implicaban un mayor “eye candy”, por lo que no veremos tantos enemigos en pantalla a la vez, aunque no por eso serán pocos.

Hyrule_Warriors_ASPEB_011Para el que nunca haya jugado un musou, la idea en sí es bastante simple: controlaremos a un capitán dentro de nuestro ejército, y guiaremos a nuestras tropas a lo largo de un campo de batalla, combatiendo por distintos puntos de control con el ejército enemigo. Otros capitanes se quedarán allí para mantener el control y continuar repeliendo a las fuerzas enemigas, mientras nosotros avanzamos enfrentando a otros capitanes y al ganar, motivar más a nuestras tropas y mermar la confianza del enemigo. Por supuesto que no todo es cuestión de machacar botones hasta el final, hay que tener en cuenta el flujo de la batalla, revisar constantemente el mapa y ver que ocurre con nuestras tropas y con las del rival, teniendo que ir y venir para asegurarnos que las bases capturadas no regresen a manos enemigas, ni que estos logren llegar a nuestra base principal, ya que si esta cae perderemos la batalla.

Las misiones en si son muy similares, y nos llevaran a distintos escenarios inspirados en niveles de la franquicia. Las tropas enemigas están compuestas por los clásicos Stalfos de Ocarina of Time, o los Moblins de Skyward Sword, guiados por capitanes que pueden ser algunos de los enemigos más poderosos de dichos juegos, incluso por jefes como Ghirahim, Zant, Midna, Darunia, la princesa Ruto y algunos personajes nuevos, como Lana (que estará de nuestro lado) y Volga (quien además de ser muy fachero puede transformarse en un dragón). El caos que causó Cia al abrir los portales a distintas dimensiones trajo a todos estos personajes y, al principio, muchos no sabrán bien que pasa y serán nuestros rivales, pero a medida que juguemos se pondrán de nuestro lado, desbloqueándolos como personajes jugables. Lo malo al principio es que al ser de tan bajo nivel, serán muy pocos los combos que tendremos disponibles, haciendo del sistema de combate algo más repetitivo y tedioso de lo necesario. Por suerte, al derrotar enemigos estos dejaran caer materiales, con los cuales podremos forjar “insignias” y equiparlas, de esta forma desbloqueando más combos y habilidades pasivas, como causar más daño a rivales que se están cubriendo, o que se llene más rápido la barra de ataques especiales, ideal para eliminar a grupos enteros de enemigos a la vez. Esto hay que hacerlo con cada personaje por separado, así que requiere farmear items para mantenerlos más o menos en el mismo nivel, sobre todo porque habrá misiones que nos pedirán usar a un personaje en particular y no vamos a querer que sea más débil que el que veníamos usando. Para paliar un poco esto, el juego viene con una opción para subir el nivel de los personajes hasta el máximo impuesto por el personaje que más hayamos entrenado hasta el momento. Esto se hace pagando con Rupees, la clásica moneda del juego, que obtendremos al romper vasijas, cortas pasto y derrotar enemigos. Claro que a mayor nivel, mayor será el costo.

Hyrule_Warriors_ASPEB_005

Justamente estas opciones son las que borran la idea de que cada personaje es un simple “skin”, y que todos se usan igual. Aunque los ataques básicos si son muy similares en la práctica, una vez que les asignamos insignias de ataque, defensa o de apoyo, se empiezan a diferenciar cada vez más, ofreciendo suficiente variedad y permitiendo que encontremos el personaje que mejor se ajusta a nuestro estilo de juego. Paradójicamente, Link es el personaje más “básico” del juego, mientras que el resto poseen habilidades mucho más originales y, personalmente, más satisfactorias. De hecho, mi personaje preferido es nada menos que Zelda, seguida de cerca por Lana.

Aunque normalmente el objetivo principal es ir hasta la base del rival y enfrentar a un jefe final, a veces esto no sera lo único que hay que hacer, puesto que pueden aparecer en el mapa otros enemigos de la saga, como el King Dodongo, la araña Ghoma o el dragón volador Argorok. Para derrotarlos, deberemos hacer lo mismo que en los juegos donde aparecieron originalmente, usando las armas secundarias clásicas de la serie, como el boomerang, el arco, las bombas o el hookshot. Enfrentarlos se siente realmente genial, y parece que hubiéramos llegado al final de un dungeon, a veces hasta deberemos pelear con varios de ellos a la vez.Hyrule_Warriors_ASPEB_013

Otro detalle a tener en cuenta es que a medida que combatimos, irán apareciendo elementos clásicos de la saga. Por ejemplo, las Great Fairies de OoT, que al invocarlas influenciarán el curso de la batalla, muchas veces quitando barreras que nos impiden avanzar, quitando buffs que hacen que cierto jefe sea casi invencible, o a veces incluso atacando al jefe en cuestión, para traerlo a tierra firme y poder atacar. También aparecerán de vez en cuando las clásicas Gold Skulltulas, esas arañas que nos daban extras al derrotarlas, y que en este juego desbloquean partes de imágenes del juego y, a la vez, nuevas pociones que podremos crear antes de meternos en las misiones, que tienen efectos como recuperar nuestra salud, o mejorar el ítem drop. Y es que de poco sirve subir el nivel de nuestros personajes si no poseen armas cada vez más poderosas. Conseguiremos estas armas al jugar, ya sea que las dejen caer los enemigos o abriendo los clásicos cofres de tesoro, otro elemento de la serie que dice presente en el juego. Además, es posible combinar armas para conseguir más habilidades, como mayor poder de ataque, mayor ítem drop, más Rupees, y otras que se activan al derrotar a un cierto número de enemigos, pero cuyo resultado desconocemos hasta ver que hacen.

Aparte del Modo Leyenda, donde se nos cuenta la historia del juego, tenemos el Modo Libre, donde podremos encarar una misión a elección con el personaje que queramos, y el Modo Héroe, donde se maximiza aun más el elemento de “Fan Service” del título. Al entrar nos recibirán con un mapa dividido en grillas, el cual es una fiel representación del mapa del mundo del primer The Legend of Zelda para NES, con todo y gráficos en 8-Bits. Comenzaremos en una grilla central y podremos ir moviéndonos en cada dirección, y cada nueva grilla implica una nueva misión del juego, con sus requerimientos para completarla y sus recompensas, las cuales pueden ofrecer algunas armas muy poderosas o incluso las usuales piezas del corazón, extendiendo nuestra barra de salud. También podremos usar los ítems clásicos del juego, como las bombas, para descubrir nuevas recompensas ocultas en el mapa, muchas veces en el mismo lugar que en el título original, un excelente detalle para los fans.

Hyrule_Warriors_ASPEB_017

Algo que me pareció excelente es la posibilidad de jugar de a dos las misiones, donde un jugador ve la acción en la pantalla de la TV y el otro lo hace directamente en la pantalla del GamePad, que funciona muy bien para esto y para el modo Off TV Play, que admito nunca había usado tanto como con este juego, y que es un golazo de media cancha.

 

Alta bufandita, ‘migo…


Sobre el apartado gráfico, Hyrule Warriors sacrificó enemigos en pantalla para lograr una estética más lograda en general, y se nota. Los personajes principales están muy bien realizados, con buenas texturas y cargados de detalles. El que menos destaca es Link, puesto que su traje es el que ya conocemos (alta bufanda, igual), pero personajes como Sheik, la propia Zelda, Lana o Impa se ven mejor que nunca. Claro que carga con la ventaja de ser el primer juego de la serie con gráficos más “realistas” y en alta definición, algo que se nota sobre todo en los jefes finales, que se ven más amenazadores que nunca. Como negativa, a veces cuando hay muchos, pero muchos enemigos en pantalla, caen los cuadros por segundo y se siente, pero no al punto de hacerlo injugable, y personalmente me pasó muy pocas veces.

Hyrule_Warriors_ASPEB_001

El apartado sonoro no se queda atrás, contando con todos los efectos de sonido clásicos de la serie. Por el lado de la música, si bien el juego cuenta con temas originales y más rockeros, la banda sonora está compuesta casi totalmente por temas clásicos remixados, y el trabajo realizado ahí es muy bueno. Por alguna razón, aunque ningún personaje tiene voces propias, si hay una narradora que nos va contando los sucesos entre misión y misión.

 

Pensado para fans


La verdad es que la pase muy bien jugando Hyrule Warriors, pero se que no es un juego para cualquiera. Esta claro que el título apunta a un mercado muy limitado, a jugadores que disfrutan de los Dynasty Warriors y también son fanáticos de la serie Zelda. Personalmente, le recomiendo este juego a los fans de Zelda que disfruten de los juegos de acción, aun si nunca tocaron un musou, pero para aquellos que no sean fans de las aventuras de Link, es muy difícil recomendarles este juego.

 

Leandro “Dreaman” Zappia


Desde la Web